Comunidaddelabiblia.org

El rapto, otro engaño católico

Descargar como PDF

Descargar como ePub

EL RAPTO, OTRO ENGAÑO CATÓLICO

El rapto es una idea sacada de escritos del sacerdote jesuita Ribera, donde se refuerza la idea de la serpiente: “no moriréis” y un Paraíso en el cielo, conceptos que claramente se oponen a la palabra de Dios. Lea, MUERTE: LO QUE PASA CUANDO MORIMOS 

El deseo humano de evitar tribulaciones hace muy atractiva esta idea del rapto o arrebatamiento repentino, sin embargo, es sólo un pequeño grupo de santos, formado por los que son hallados dignos de pasar de la hora de prueba, quienes la sortean (Lucas 21.36) Lea: LA FIESTA DE LAS TROMPETAS

Una cantidad incontable de santos estarán presentes durante la gran tribulación, pasemos a Apocalipsis 7.9-14 “Después de esto miré, y he aquí UNA GRAN MULTITUD, LA CUAL NADIE PODÍA CONTAR, de todas naciones y tribus y pueblos y lenguas, que estaban delante del trono y en la presencia del Cordero, vestidos de ropas blancas, y con palmas en las manos;[…]13 Entonces uno de los ancianos habló, diciéndome: Estos que están vestidos de ropas blancas, ¿quiénes son, y de dónde han venido? 14 Yo le dije: Señor, tú lo sabes. Y él me dijo: Estos son los que han salido de LA GRAN TRIBULACIÓN, y han lavado sus ropas, y las han emblanquecido en la sangre del Cordero”. 

Para salir del engaño, lo primero que debemos entender es que en la Biblia R.V.R. 1960 en 1 Tesalonicenses 4.17 se ocupa el término “ARREBATADOS”, que es la traducción del término PARUSÍA que viene del griego Parousia, (de “Para” = con, y “Ousia” = un ser – Ousia de Eimi = ser) y significa una presencia, advenimiento, VENIDA. Denota tanto “UNA LLEGADA” como “UNA PRESENCIA CON”. En sentido general es la presencia corporal de un ser.

El término parusía se usaba en el mundo helénico para describir la llegada aparatosa de un emperador o rey, especialmente luego de la victoria sobre sus enemigos. Así lo expresa el apóstol Pablo respecto de la SEGUNDA VENIDA DE NUESTRO SEÑOR JESÚS DE NAZARET; pasemos a 1 Tesalonicenses 4.13-17: Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que DUERMEN (muertos), para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza. 14 Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también TRAERÁ Dios con Jesús a los que durmieron en él. 15 Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la VENIDA DEL SEÑOR, NO PRECEDEREMOS a los que durmieron. 16 Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo RESUCITARÁN PRIMERO. 17 Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados (Parusía) juntamente con ellos en las nubes para RECIBIR AL SEÑOR EN EL AIRE, y así estaremos siempre con el Señor”.

ANTECEDENTES HISTÓRICOS DE LA DOCTRINA DEL RAPTO

El origen de la doctrina del Rapto comenzó como una INVENCIÓN CATÓLICA ROMANA. Los escritos del sacerdote jesuita Ribera influyeron en el sacerdote jesuita Lacunza, Lacunza influyó a Irving, Irving influyó a Darby, Darby influyó a Scofield, Scofield y Darby influyeron a D. L. Moody, y Moody influye al Movimiento Pentecostal. ¿Pregunta usted cómo? Pues, las Asambleas de Dios son, hoy por hoy, la más grande denominación pentecostal en el mundo. Al comenzarse el movimiento pentecostal a principios del Siglo XX, y celebrarse el primer concilio general de las Asambleas de Dios en 1914, en Hot Springs, Arkansas, se trataba de un movimiento pequeño, el cual no contaba con su propia casa editorial. Necesitaban material para sus escuelas dominicales y de estudio para sus iglesias. ¿Dónde supone usted que lo obtuvieran? ¡Lo compraron a Moody Press, y luego cosieron sus propias cubiertas [a las publicaciones de Moody]! ¿Qué piensa usted que la gente de las Asambleas de Dios llegaron a creer? ¡Creyeron lo que el Instituto Bíblico Moody enseñó! Esto tuvo un impacto sobre la teología pentecostal, pues durante los primeros años prácticamente no había pre-milenialistas en el movimiento pentecostal. En aquellos días, la mayoría de sus ministros provenían de la Presbiteriana, de la Metodista y de otras denominaciones históricas, varones quienes, siendo bautizados en el Espíritu Santo, salieron de sus denominaciones, uniéndose a las Asambleas de Dios o a otra de las emergentes denominaciones pentecostales. Así, de esa manera, el movimiento pentecostal fue influenciado y saturado de la doctrina del Rapto Secreto, por eslabones que conectaban directamente a la Iglesia Romana.

La enseñanza del Rapto fue introducida en Estados Unidos de América y Canadá durante 1860 y 1870, aunque hay cierta evidencia de que se enseñó en 1840. Darby mismo hizo seis viajes a Estados Unidos de América. Se estaba regando la nueva enseñanza. Un predicador congregacionalista llamado C. I. Scofield cayó bajo la influencia de Darby y los Hermanos de Plymouth. La Biblia de Referencia Scofield fue destinada a impactar tremendamente las creencias de muchos, al imprimirse tres millones de ejemplares durante los primeros cincuenta años [de su existencia]. Mediante esta Biblia, Scofield introdujo la enseñanza del Rapto en el mismo corazón del evangelismo. ALGUNAS ALMAS IGNORANTES RECIBIERON COMO LA MISMA PALABRA DE DIOS LAS NOTAS AL PIE DE PÁGINA INCLUIDAS EN ESTA BIBLIA SCOFIELD.

La Biblia aclara que seremos arrebatados para RECIBIR en el aire al Señor en SU VENIDA, a la final trompeta: no en un momento cualquiera sin que lo sepamos con anticipación; recuerde que “no hará nada Jehová el Señor, sin que revele su secreto a sus siervos los profetas”. (Amós 3.7) ¿Cómo ocurrirá esto? No todos moriremos; pero todos seremos transformados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, ¿Cuándo?, A LA FINAL TROMPETA; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados para establecimiento definitivo del Reino de Dios aquí en la Tierra (1 Corintios 15.51-52)

Podemos encontrar la FINAL TROMPETA en Apocalipsis 11.15-19 “El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y él reinará por los siglos de los siglos. 16 Y los veinticuatro ancianos que estaban sentados delante de Dios en sus tronos, se postraron sobre sus rostros, y adoraron a Dios, 17 diciendo: Te damos gracias, Señor Dios Todopoderoso, el que eres y que eras y que has de venir, porque has tomado tu gran poder, y has reinado. 18 Y se airaron las naciones, y tu ira ha venido, y el tiempo de juzgar a los muertos, y de dar el galardón a tus siervos los profetas, a los santos, y a los que temen tu nombre, a los pequeños y a los grandes, y de destruir a los que destruyen la tierra. 19 Y el templo de Dios fue abierto en el cielo, y el arca de su pacto se veía en el templo. Y hubo relámpagos, voces, truenos, un terremoto y grande granizo”.

Para la venida del Señor primero tiene que manifestarse la bestia, gobernante de mal corazón (Hebreos 3.12), posiblemente agnóstico, ateo, progresista, marxista, etc. En estos momentos puede existir pero aún no se ha manifestado; lo reconoceremos pues se opondrá a Dios mismo y se sentará en el templo de Dios como Dios; pasemos a 2 Tesalonicenses 2. 1-8: “Pero con respecto a la VENIDA de nuestro Señor Jesucristo, y nuestra reunión con él, os rogamos, hermanos, 2 que no os dejéis mover fácilmente de vuestro modo de pensar, ni os conturbéis, ni por espíritu, ni por palabra, ni por carta como si fuera nuestra, en el sentido de que el día del Señor está cerca. 3 Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición, 4 el cual se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios[…]8 Y entonces se manifestará aquel inicuo, a quien el Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de SU VENIDA”, note que dice en “SU VENIDA”, esto implica UNA SOLA VENIDA. Lea:

LA BESTIA Y LA GRAN APOSTASÍA

LA FIESTA DE EXPIACIÓN

EL PARAÍSO estuvo en la Tierra, NO ESTÁ EN EL CIELO y volverá a estar EN LA TIERRA. También es importante tener presente que el Señor físicamente vuelve sólo una vez para instaurar SU REINO AQUÍ EN LA TIERRA. “He aquí que VIENE con las nubes, Y TODO OJO LE VERÁ, y los que le traspasaron; y todos los linajes de la tierra harán lamentación por él. Sí, amén”. (Apocalipsis 1.7); no hemos encontrado evidencia bíblica que respalde la idea de alguna venida intermedia -entre la ascensión del Señor y Su venida para establecer SU REINO- para llevar a la iglesia al Paraíso en el cielo; REITERAMOS: EL PARAÍSO NO ESTÁ EN EL CIELO.

Algunos aplican a su denominación 1 Tesalonicenses 5.9 “Porque no nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo”; pero este versículo no es para una denominación en particular: el versículo debe ser aplicado a los salvos por gracia, a los santos que han aceptado el sacrificio del Señor como pago por sus pecados, siendo  beneficiados de la misericordia del Señor y que viven una vida nueva permaneciendo en una relación de AMOR con el Creador y con el prójimo; recuerde 1 Corintios 13.13 “Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor”.

El Señor nos dice de su propia boca cómo se permanece en la relación de amor con Él; pasemos a Juan 15.9-10 “Como el Padre me ha amado, así también yo os he amado; permaneced en mi amor. 10 SI GUARDAREIS MIS MANDAMIENTOS, PERMANECERÉIS EN MI AMOR; ASÍ COMO YO HE GUARDADO LOS MANDAMIENTOS DE MI PADRE, Y PERMANEZCO EN SU AMOR”. El apóstol Juan lo ratifica en 1 Juan 5.2-3 “En esto conocemos que amamos a los hijos de Dios, cuando amamos a Dios, y GUARDAMOS SUS MANDAMIENTOS. 3 PUES ESTE ES EL AMOR A DIOS, QUE GUARDEMOS SUS MANDAMIENTOS; y sus mandamientos no son gravosos”. 

El Señor nos advierte que no nos relajemos y nos ordena: “Velad, pues, en todo tiempo orando que SEÁIS TENIDOS POR DIGNOS DE ESCAPAR DE TODAS ESTAS COSAS QUE VENDRÁN, y de estar en pie delante del Hijo del Hombre”. (Lucas 21.36) ¿Qué sentido tendría orar para ser DIGNO de escapar de la tribulación si TODOS los “creyentes”, con sólo decir: “conozco al Señor” serían librados de la hora de prueba? La idea católica del rapto es muy conveniente para las religiones que cambiaron los mandamientos de Dios por mandamientos de hombre, pero ¿Qué dice el Señor? PUES EN VANO ME HONRAN, ENSEÑANDO COMO DOCTRINAS, MANDAMIENTOS DE HOMBRES”. (Mateo 15.9) La Biblia advierte que son pocos los que se entregan de corazón al Amor de Dios, a ellos les dice el Señor: “No temáis, manada pequeña, porque a vuestro Padre le ha placido daros el reino”. (Lucas 12.32) Esta pequeña manada es a la que el Señor salvará de la ira venidera (1 Tesalonicenses 1.10 / 1 Tesalonicenses 5.9), su número alcanza los ciento cuarenta y cuatro mil santos. ¿Qué características tienen los escogidos? Son los que no se contaminaron con mujeres (IGLESIAS –Apocalipsis 12), pues son vírgenes (NO SE ENTREGARON A NINGUNA IGLESIA). Estos son los que siguen al Cordero por dondequiera que va (SIGUEN AL SEÑOR JESÚS Y NO AL MINISTRO HUMANO O A SU DENOMINACIÓN). Estos fueron redimidos de entre los hombres como primicias para Dios y para el Cordero; y en sus bocas no fue hallada mentira, pues son sin mancha (CUMPLEN LOS MANDAMIENTOS) delante del trono de Dios (Apocalipsis 7 /14), lea: LA FIESTA DE LAS TROMPETAS

Es de vital importancia saber diferenciar cómo se comportan estos escogidos. Pasemos a Apocalipsis 14.12 “Aquí está la paciencia de los santos, LOS QUE GUARDAN LOS MANDAMIENTOS DE DIOS Y LA FE DE JESÚS”. En Apocalipsis 12.13-17 el burlador, después de haber sido arrojado a la tierra, persigue a la iglesia, pero el Señor la protege y la lleva a su lugar donde es sustentada tres años y medio. Al quedar los santos del Señor fuera del alcance del diablo, el enemigo comienza la persecución contra su descendencia: los verdaderos cristianos; leamos el versículo 17: “Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer (IGLESIA); y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, LOS QUE GUARDAN LOS MANDAMIENTOS DE DIOS Y TIENEN EL TESTIMONIO DE JESUCRISTO”. Ahora tenemos claro que LOS SANTOS SON LOS QUE GUARDAN LOS MANDAMIENTOS, pero ¿cuál es el testimonio de Jesucristo? Pasemos a Apocalipsis 19.10, donde Juan habla con un ángel: “Yo me postré a sus pies para adorarle. Y él me dijo: Mira, no lo hagas; yo soy consiervo tuyo, y de tus hermanos que retienen el testimonio de Jesús. Adora a Dios; porque EL TESTIMONIO DE JESÚS ES EL ESPÍRITU DE LA PROFECÍA”.

No se deje engañar, tenga presente las palabras del Señor en Mateo 7.21-24 No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. 22 Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? 23 Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad”. Si su denominación no tiene EL ESPÍRITU DE PROFECÍA, NO ENSEÑA A OBEDECER LA PALABRA DE DIOS, NI GUARDA SUS MANDAMIENTOS, o peor que eso: CAMBIAN LOS MANDAMIENTOS DE DIOS, ¿cómo sus miembros podrán escapar de la hora de prueba? Por eso advertimos: “Nadie os engañe con palabras vanas, porque por estas cosas viene la ira de Dios sobre los hijos de desobediencia”. (Efesios 5.6 / Colosenses 3.6), lea:

LOS 10 MANDAMIENTOS

LOS 10 MANDAMIENTOS EN EL NUEVO PACTO

VIGENCIA DE LA LEY

No se deje impresionar por las apariencias: el Señor nos enseñó a reconocer a los verdaderos cristianos; pasemos a Mateo 7.20-23 “Así que, por sus FRUTOS LOS CONOCERÉIS. 21 No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. 22 Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? 23 Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.” NO OLVIDE: ASÍ DICE EL SEÑOR: PUES EN VANO ME HONRAN, ENSEÑANDO COMO DOCTRINAS, MANDAMIENTOS DE HOMBRES”. (Mateo 15.9)

Tal vez usted aceptó ideas como “salvo siempre salvo” o “la salvación no se puede perder”, tenga esto en mente: Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto”. (Mateo 5.48) Si el Señor lo invita a la perfección, ¿Por qué tendría que conformarse con menos? Si el apóstol Pablo nos insta a ocuparnos en nuestra salvación con temor y temblor, ¿por qué tendríamos que relajarnos?, ¿quién ganaría con esto? “PORQUE SI PECÁREMOS VOLUNTARIAMENTE DESPUÉS DE HABER RECIBIDO EL CONOCIMIENTO DE LA VERDAD, YA NO QUEDA MÁS SACRIFICIO POR LOS PECADOS, 27 SINO UNA HORRENDA EXPECTACIÓN DE JUICIO, Y DE HERVOR DE FUEGO QUE HA DE DEVORAR A LOS ADVERSARIOS. 28 El que viola la ley de Moisés, por el testimonio de dos o de tres testigos muere irremisiblemente. 29 ¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá EL QUE PISOTEARE AL HIJO DE DIOS, y TUVIERE POR INMUNDA LA SANGRE DEL PACTO EN LA CUAL FUE SANTIFICADO, E HICIERE AFRENTA AL ESPÍRITU DE GRACIA? 30 Pues conocemos al que dijo: Mía es la venganza, yo daré el pago, dice el Señor. Y otra vez: El Señor juzgará a su pueblo. 31 ¡Horrenda cosa es caer en manos del Dios vivo!”. (Hebreos 10.26-31) Lea: PECADO IMPERDONABLE

Estos postreros días son tiempos peligrosos. “Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos”. (2 Timoteo 3.1 / Mateo 24.24)

LOS VERSÍCULOS SIGUIENTES CLARAMENTE EXPRESAN QUE EL REINO SE ESTABLECERÁ AQUÍ EN LA TIERRA CUANDO EL SEÑOR VUELVA

Mateo 6.9-10 Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. 10 VENGA TU REINO. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.”

Lucas 22.7-18 “Llegó el día de los panes sin levadura[…]14 Cuando era la hora, se sentó a la mesa, y con él los apóstoles. 15 Y les dijo: ¡Cuánto he deseado comer con vosotros esta pascua antes que padezca! 16 Porque os digo que NO LA COMERÉ MÁS, HASTA QUE SE CUMPLA EN EL REINO DE DIOS. 17 Y habiendo tomado la copa, dio gracias, y dijo: Tomad esto, y repartidlo entre vosotros; 18 porque os digo que no beberé más del fruto de la vid, HASTA QUE EL REINO DE DIOS VENGA.”

Mateo 24.1-35 “Cuando Jesús salió del templo[…]3 Y estando él sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron aparte, diciendo: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu VENIDA, y del fin del siglo? 4 Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os engañe. 5 Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán[…]24 Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos[…]27 Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la VENIDA del Hijo del Hombre[…]30 Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre VINIENDO sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria. 31 Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro[…]así será también LA VENIDA del Hijo del Hombre.”

1 Corintios 15.23 “Pero cada uno en su debido orden: Cristo, las primicias; luego los que son de Cristo, en SU VENIDA.” 

1 Tesalonicenses 2.19 “Porque ¿cuál es nuestra esperanza, o gozo, o corona de que me gloríe? ¿No lo sois vosotros, delante de nuestro Señor Jesucristo, en su VENIDA?”

1 Tesalonicenses 3.13 “para que sean afirmados vuestros corazones, irreprensibles en santidad delante de Dios nuestro Padre, en la VENIDA de nuestro Señor Jesucristo con todos sus santos.”

1 Tesalonicenses 4.15-17 “Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la VENIDA del Señor, no precederemos a los que durmieron. 16 Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. 17 Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para RECIBIR al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.”

1 Tesalonicenses 5.23 “Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la VENIDA de nuestro Señor Jesucristo.”

2 Tesalonicenses 2. 1-8 “Pero con respecto a la VENIDA de nuestro Señor Jesucristo, y nuestra reunión con él[…]8 Y entonces se manifestará aquel inicuo, a quien el Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de SU VENIDA”.

2 Timoteo 4.8 “Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su VENIDA.”

Santiago 5.7-8 “Por tanto, hermanos, tened paciencia hasta la VENIDA del Señor[…]8[…]porque la VENIDA del Señor se acerca.”

2 Pedro 3.11-12 “Puesto que todas estas cosas han de ser deshechas, ¡cómo no debéis vosotros andar en santa y piadosa manera de vivir, 12 esperando y apresurándoos para la VENIDA del día de Dios, en el cual los cielos, encendiéndose, serán deshechos, y los elementos, siendo quemados, se fundirán!”

1 Juan 2.28 “Y ahora, hijitos, permaneced en él, para que cuando se manifieste, tengamos confianza, para que en su VENIDA no nos alejemos de él avergonzados.”

Para terminar, anhelamos de corazón haber sido de bendición para usted y los suyos, deseamos que la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guarde vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús. Amén. (Filipenses 4.7)

Bendiciones.

Descargar como PDF

Descargar como ePub