Comunidaddelabiblia.org

La Fiesta de Expiación

Descargar como PDF

La Fiesta de Expiación

El Día de Expiación corresponde a la segunda fiesta del tercer periodo de Fiestas Santas. Ya se han cumplido dos de los tres periodos de fiestas o ensayos; el primer periodo se consumó en la fiesta de la Pascua (Pésaj: pasar por alto) con la ejecución del Mesías, lea: Cristo nuestra Pascua

El segundo periodo se cumplió el día de Pentecostés con el derramamiento del Espíritu Santo y el comienzo de la iglesia del Nuevo Pacto, lea: Pentecostés

El ensayo de Expiación consiste en hacer un ayuno seco por 24 horas. Durante este período no se comerán alimentos ni se beberán líquidos, ya que es un momento de reflexión y de oración para analizar cómo podemos mejorar nuestra relación con el Creador. No ingerir comida ni bebida de puesta de sol a puesta de sol nos muestra lo insignificantes y frágiles que somos: nos recuerda la importancia de agradecer y bendecir los alimentos cada vez que los consumimos. El tomar conciencia del milagro que significa que toda la creación esté a nuestro servicio para sustentarnos, nos llama a tener una actitud de arrepentimiento, a ser humildes, agradecidos y misericordiosos. Cuando un enorme porcentaje de personas se duermen con hambre, y miles diariamente mueren por inanición, ayunar nos insta a clamar: Señor, venga pronto tu Reino. Expiación este año 2016 se conmemora el 12 de octubre:

 

                         Desde la puesta de sol del martes 11 de octubre del 2016

                        Hasta la puesta de sol del miércoles 12 de octubre del 2016

El Calendario del Creador © Michael Rood               

Calendario Hebreo Bíblico Corregido Agricultural y Astronómicamente                            

Cálculos astronómicos: Adam Drissel & Robert Scott Wadsworth                       

Observaciones de Aviv en Israel: Nehemia Gordon                  

Septiembre/Octubre 2016 • Tishrei 6015 (ex 5777)

La Fiesta de Expiación simboliza el pago por el pecado y la reconciliación de la humanidad con el Creador. Proféticamente el Ensayo de Expiación representa el periodo de los últimos tres años y medio antes de la venida del Señor, en que posiblemente un clon de la Bestia será poseído por el mismo Satanás y desde Jerusalén dirigirá su reinado endiosándose y persiguiendo a los santos de Dios, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús. (Daniel 9 y 11 / Apocalipsis 13 / Apocalipsis 14.12 / 19.10)

Pasemos a Levítico 16 7Después tomará los dos machos cabríos y los presentará delante de Jehová, a la puerta del tabernáculo de reunión[…]20Cuando hubiere acabado de expiar[…]hará traer el macho cabrío vivo; 21y pondrá Aarón sus dos manos sobre la cabeza del macho cabrío vivo, y confesará sobre él todas las iniquidades de los hijos de Israel, todas sus rebeliones y todos sus pecados, poniéndolos así sobre la cabeza del macho cabrío, y lo enviará al desierto por mano de un hombre destinado para esto. 22Y aquel macho cabrío llevará sobre sí todas las iniquidades de ellos a tierra inhabitada; y dejará ir el macho cabrío por el desierto. 23Después […] hará su holocausto, y el holocausto del pueblo, y hará la expiación por sí y por el pueblo […] 25Y quemará en el altar la grosura del sacrificio por el pecado. 26El que hubiere llevado el macho cabrío a Azazel, lavará sus vestidos, lavará también con agua su cuerpo, y después entrará en el campamento. 27Y sacarán fuera del campamento el becerro y el macho cabrío inmolado por el pecado, cuya sangre fue llevada al santuario para hacer la expiación; y quemarán en el fuego su piel, su carne y su estiércol. 28El que los quemare lavará sus vestidos, lavará también su cuerpo con agua, y después podrá entrar en el campamento […] 29Y esto tendréis por estatuto perpetuo: En el mes séptimo, a los diez días del mes, afligiréis vuestras almas, y ninguna obra haréis, ni el natural ni el extranjero que mora entre vosotros. 30Porque en este día se hará expiación por vosotros, y seréis limpios de todos vuestros pecados delante de Jehová. 31Día de reposo es para vosotros, y afligiréis vuestras almas; es estatuto perpetuo.”

El diablo es el culpable de haber incitado a la humanidad a desobedecer al Eterno. El destierro del macho cabrío cargado de los pecados de todo el pueblo es la representación de los mil años en que el diablo será arrojado al abismo para que en el milenio no engañe más a las naciones (Apocalipsis 20:1-3)

El misterio de la iniquidad

La cuarta Bestia (Daniel 7), que es el Imperio Romano, comienza su reinado el año 27 a.C. El 21 de junio del año 325 d.C. Flavius Constantino hace el lanzamiento de la Iglesia Católica, cosa que le permite al imperio sobrevivir hasta el día de hoy. El poder lo ha mantenido desde las “sombras o a plena luz”, tanto como líder político, religioso o ambos. El adjetivo “sacro” se le añadió posteriormente, dándole un carácter “sagrado” a este imperio.

El sistema de gobierno mundial está a cargo del diablo y hasta el retorno del Señor Jesús (Yáshua) en Su Reino, Satanás seguirá teniendo la administración del planeta; recuerde Lucas 4.5-8 “5 Y le llevó el diablo a un alto monte, y le mostró en un momento todos los reinos de la tierra. 6 Y le dijo el diablo: A ti te daré toda esta potestad, y la gloria de ellos; porque a mí me ha sido entregada, y a quien quiero la doy. 7 Si tú postrado me adorares, todos serán tuyos. 8 Respondiendo Jesús, le dijo: Vete de mí, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él solo servirás.” Entendiendo esto, estamos en condiciones de observar los acontecimientos desde una perspectiva diferente.

El diablo gobierna al mundo entero, y tiene todos los recursos de éste a su disposición. En la actualidad, concentra en un reducido conjunto de sus fieles adoradores todos los elementos necesarios para el control mundial, como riquezas, alimentación, bancos, educación, trabajo, científicos, técnicos, militares, políticos, jueces, grupos ocultistas, medios masivos de comunicación, prensa, internet, cine, etc. Destacan grupos como: Bilderberg, Club de Roma, Calaveras y Huesos (Skull and Bones), Club Bohemio, Illuminatis, Masones y grupos de influencia espiritual (extraterrestres, yoga, meditaciones, filosofías, etc.)

En tiempos del apóstol Pablo ya estaba en acción el misterio de la iniquidad (2 Tesalonicenses 2:7) Para tomar el control definitivo, el diablo ha desarrollado un sofisticado sistema de manejo de masas, que en la práctica es lo mismo que hizo en el Paraíso con Eva: su técnica consiste en distraer nuestros sentidos para que no obedezcamos la palabra del Creador y no disfrutemos lo que El Eterno nos da; en su lugar induce la codicia, mintiéndonos para que aceptemos que nuestro Dios tiene un despropósito con nosotros, y que nosotros no necesitamos obedecer su palabra para poder desarrollarnos. El diablo asegura al hombre que con el desarrollo científico seremos como Dios. Pero no se deje engañar: el enemigo no viene sino para hurtar y matar y destruir (Juan 10:10)

El diablo crea los problemas y luego propone soluciones; como ejemplo, el enemigo incita a fornicar y luego para terminar con las consecuencias del pecado insta a asesinar a las víctimas inocentes (aborto), Satanás provoca las guerras y sus banqueros negocian con los bandos en pugna y siempre ganan con este negocio. Después de la Primera Guerra Mundial, se intentó formar la Liga de las Naciones para que nunca más ocurriese algo tan terrible como la muerte de nueve millones de seres humanos. El fracaso de esta liga -por la negativa a participar de Estados Unidos- no desanimó a los poderes fácticos y armaron la, para algunos, rentable Segunda Guerra Mundial, que terminó con la prueba del hasta entonces desconocido portento científico: la bomba atómica. Se estima que en esta guerra murieron entre cincuenta y setenta millones de víctimas humanas.

Con estos argumentos, ahora sí la serpiente antigua crea el instrumento político, la ONU, la nueva torre de Babel, que lo llevará al establecimiento de su ansiado reino mundial, más conocido como el Nuevo Orden Mundial (NWO, inglés, New World Order). La Organización de las Naciones Unidas (ONU), que fue creada tras la conflagración para fomentar la cooperación internacional y prevenir futuros conflictos. La mayoría de los países cuyas industrias habían sido dañadas iniciaron la recuperación económica, mientras que la integración política, especialmente en Europa, emergió como un esfuerzo para establecer las relaciones de posguerra. No se deje engañar: el diablo está preparando la tercera guerra mundial. Tal vez un enemigo común unirá a la humanidad: una invasión extraterrestre sería muy conveniente, y este argumento podría incluso ser usado cuando el Señor vuelva a instaurar Su Reino. Mientras el diablo prepara esto, con la ONU y su constitución marxista ha desarrollado todo tipo de estrategias para destruir la familia, la propiedad privada, la soberanía y los valores cristianos. Ha creado innumerables organizaciones mundiales de dependencia directa o indirecta, como: el Banco Mundial y el FMI; UNESCO (educación); OMS; FAO; OIT; movimientos feministas, defensores de los animales, ecologistas, Derechos Humanos; derechos de la mujer; derechos del niño; derechos de los homosexuales y de todo tipo de bestias. Vea: Babilonia en el tiempo del fin

En el Consejo de Seguridad de la ONU, los cinco miembros permanentes -Rusia, China, Francia, Reino Unido y los Estados Unidos- tienen derecho a veto. Esto en la práctica permite que cualquiera de los países miembros por separado de este Consejo tenga más poder que todas las demás naciones juntas. Esto explica por qué los derechos humanos son violados, por ejemplo, en China y Cuba sin que nadie los cuestione realmente.

El enemigo, a través de organismos como la UNESCO, ha logrado imponer un sistema educativo anticristiano perverso, discriminador, competitivo, egoísta y exitista, que tiene como único propósito preparar a los modernos esclavos ilustrados para servir capital. La materia prima para este lavado de cerebro se obtiene de familias normales, y preferentemente de familias disfuncionales, de padres ausentes, de bastardos hijos de fornicación, cuyo denominador común es su baja auto estima. Con este sistema se les enseña la religión atea y se les convence que repitiendo falsos conceptos sin cuestionárselos son inteligentes: se les enseña que la materia concentrada en un punto minúsculo se expandió por arte de magia y de alguna manera un elemento inerte desarrollo la brillante idea de evolucionar después de millones de años, para luego convertirse en simio y estar a un paso de transformarse en el hombre como lo conocemos. Lo curioso es que todavía hay simios en la selva y en varios zoológicos; incluso hay comentarios de que, con esto de las redes sociales, los monos que trabajan en circos y en algunos laboratorios estarían organizando el primer sindicato de monos. Entre sus demandas estarían el frenar a cualquier precio la evolución de ellos, pues no podrían soportar la carga emocional que significaría tener que pasar por el sistema educativo de la ciencia del bien y el mal y abandonar a sus hijos por dinero, perder toda sensibilidad, afecto natural y cumplir con lo que el sistema les impone, esto es, aprender a destruir a las personas y a la Tierra. Creemos que deberíamos apoyar a estos monos en sus demandas, pues los monos ignorantes y sin educación, mientras no prueben del árbol de la ciencia del bien y el mal, no serán un peligro para nuestra raza como lo son nuestros “brillantes” pares.

Ciertamente es jocoso pretender la evolución de un mono en forma natural: lo penoso es ver a los niños abandonados a su suerte desde muy pequeños y ser adoctrinados para apartarse del Dios vivo, para comportarse como animales irracionales; se les ha enseñado que la fornicación está bien, que la homosexualidad es normal, que el aborto es una opción, que la mentira es verdad y que la Verdad es mentira y que todo es relativo (Lea Romanos 1.18-32) Esta “educación” es apoyada con música degradante (Lea El rock y la difusión del satanismo  alcohol, sexo ilícito, drogas legales e ilegales) (vea Psiquiatría, industria de la muerte y La verdad sobre la psiquiatría), televisión, cine, internet, deportes y espectáculos de todo tipo. Esto hace que el hombre contemporáneo sea un ente sin voluntad al servicio del dios de este mundo: el dinero. Siendo el amor al dinero la raíz de todos los males (1 Timoteo 6.10), podemos entender el curso de los acontecimientos.

Desde las sombras el diablo ha estado lanzando dardos mortales contra el ser humano (ver: La conspiración del ocultismo) No sólo ha destruido la familia, sino que también ha desarrollado incalculables acciones para el exterminio de gran parte de la humanidad; algunos ejemplos: aumento de la jornada educativa, enseñanza solapada de religiones orientales como disciplinas científicas (ver: La verdad del yoga), envenenamiento de líquidos, bebidas con metanol o aspartamo, saborizantes, agua potable con flúor y elementos dañinos para la salud, fomento de alimentación transgénica (vea Alimentos transgénicos: Food Inc. y Peligros de los alimentos transgénicos), comida de animales inmundos y comida chatarra. En la misma línea, se crean fármacos para tratar problemas de salud y crear otros al mismo tiempo (La mafia farmacéutica), junto con pandemias y su sistema de vacunación mundial (La gripe AH1N1), entre otros.

Son muchas las conspiraciones y estas persiguen un solo fin: eliminar unos seis mil quinientos millones de seres humanos.

El plan de las Fiestas Santas

Actualmente en el plan de Dios el sábado semanal no es la única Fiesta Solemne de Jehová que debemos guardar. Las fiestas o ensayos nos muestran la “hoja de ruta” de los siete mil años determinados para terminar de ejecutar el plan alternativo de Dios. Decimos “alternativo” pues el plan original de Dios para la humanidad era que en el Paraíso aquí en la Tierra, y no en el cielo, los humanos disfrutáramos de la creación; pasemos a Génesis 1.28-30 “Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra. 29Y dijo Dios: He aquí que os he dado toda planta que da semilla, que está sobre toda la tierra, y todo árbol en que hay fruto y que da semilla; os serán para comer. 30Y a toda bestia de la tierra, y a todas las aves de los cielos, y a todo lo que se arrastra sobre la tierra, en que hay vida, toda planta verde les será para comer. Y fue así. 31Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera. Y fue la tarde y la mañana el día sexto. 21Fueron, pues, acabados los cielos y la tierra, y todo el ejército de ellos. 2Y acabó Dios en el día séptimo la obra que hizo; y reposó el día séptimo de toda la obra que hizo. 3Y bendijo Dios al día séptimo (sábado), y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación.” Génesis 1.31 / 2.3 (RVR60)

Pero el pecado arruinó la relación con el Creador; debemos precisar que pecar es literalmente “errar el blanco (jamartia: ἁμαρτία)[1]”. El plan original incluía únicamente la santificación del día sábado, un día apartado para Dios; era una jornada de celebración porque todo lo creado era bueno en gran manera. Pero por la desobediencia de Adán entra la muerte y pasa a todos los hombres (Romanos 5:18-19) El plan alternativo de Dios está condicionado por la tesis enunciada por el diablo; él, en el Paraíso, manipulando la Palabra de Dios, confunde a Eva y afirma que Dios miente, asegurándole que no morirá si desprecia la palabra del Señor, y que si se alimenta de la ciencia será como Dios, por lo que la mujer acepta que Dios tiene un despropósito, que sus mandamientos la perjudican; aquí está la primera semilla de la liberación femenina, de la mujer tratando de igualarse en este caso a Dios, y posteriormente al hombre. Adán no sólo escucha esto, sino que también peca, llenando a la humanidad de pecado (Génesis 3.1-7) El tiempo y la vida presente nos han demostrado estadísticas lapidarias: diez de cada diez seres humanos mueren, por lo que queda claro que el que mintió en el Paraíso fue el diablo. Lo más increíble es que hoy sigue con las mismas mentiras, tergiversando la palabra de Dios, diciendo nuevamente “no morirás si desobedeces”, leer: Muerte: lo que pasa cuando morimos

Por no respetar la palabra de Dios el hombre es condenado, pero por Su misericordia, Dios aplica el plan alternativo para salvar a la humanidad, que queda maravillosamente revelado en un ciclo anual de tres periodos sagrados de fiestas o ensayos en honor al Eterno, para que el ser humano pueda comprender a cabalidad el plan de salvación para toda la humanidad; pasemos a Levítico 23.1-32 “Habló Jehová a Moisés, diciendo: 2Habla a los hijos de Israel y diles: Las fiestas solemnes de Jehová, las cuales proclamaréis como santas convocaciones, serán estas: 3Seis días se trabajará, mas el séptimo (sábado) día será de reposo, santa convocación; ningún trabajo haréis; día de reposo es de Jehová en dondequiera que habitéis…26También habló Jehová a Moisés, diciendo: 27A los diez días de este mes séptimo será el día de Expiación; tendréis santa convocación, y afligiréis vuestras almas, y ofreceréis ofrenda encendida a Jehová.28Ningún trabajo haréis en este día; porque es día de expiación, para reconciliaros delante de Jehová vuestro Dios. 29Porque toda persona que no se afligiere en este mismo día, será cortada de su pueblo. 30Y cualquiera persona que hiciere trabajo alguno en este día, yo destruiré a la tal persona de entre su pueblo.31Ningún trabajo haréis; estatuto perpetuo es por vuestras generaciones en dondequiera que habitéis. 32Día de reposo será a vosotros, y afligiréis vuestras almas, comenzando a los nueve días del mes en la tarde; de tarde a tarde guardaréis vuestro reposo.”

Los dos periodos anteriores (la Pascua y Pentecostés) se han cumplido el día en que estaban señalados previamente y ahora se celebran como recuerdo. Quedan cuatro fiestas que aún no se cumplen, estas son:

La Fiesta de las Trompetas,

Expiación

La Fiesta de los Tabernáculos y

Último Gran Día

Jamás debemos olvidar que “[…]no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes” (Efesios 6.12)

Por eso ponga mucha atención a lo siguiente: cuando uno pregunta a una persona por lo contrario a blanco, responderá negro; lo contrario de sucio, dirá limpio; lo contrario de Dios, respondería Satanás: esta respuesta es como un reflejo condicionado. Pero ¿es realmente el diablo lo contrario de Dios? ¿O más bien es que el diablo es un contrario a Dios, como fácilmente cualquiera de nosotros también puede serlo? Entre una y otra interrogante existe un abismo de diferencia. Sin embargo el diablo tiene engañado al mundo entero; el enemigo ha desarrollado una idea religiosa con esa sutil diferencia, en la que ha adaptado filosofías huecas de las religiones orientales para que nosotros aceptemos la idea de que vivimos en una lucha entre el bien y el mal, pero esa sutileza de la serpiente es completamente falsa.

¡La verdadera lucha que enfrentamos los humanos es entre lo perfecto y lo menos perfecto!

El Señor lo aclara en Salmos 1.1-3 “Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, Ni estuvo en camino de pecadores, Ni en silla de escarnecedores se ha sentado; 2Sino que en la ley de Jehová está su delicia, Y en su ley medita de día y de noche. 3Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, Que da su fruto en su tiempo, Y su hoja no cae; Y todo lo que hace, prosperará.” Y otra vez que dice 7La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma; El testimonio de Jehová es fiel, que hace sabio al sencillo. 8Los mandamientos de Jehová son rectos, que alegran el corazón; El precepto de Jehová es puro, que alumbra los ojos.” (Salmos 19.7-8) El hermano del Señor así lo entendió: “Mas el que mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad (la ley que lo libra del pecado), y persevera en ella, no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra, éste será feliz (bienaventurado) en lo que hace” (Santiago 1:25) En 3 Juan 11 dice: “Amado, no imites lo malo, sino lo bueno. El que hace lo bueno es de Dios; pero el que hace lo malo, no ha visto a Dios” y Santiago 4.17 precisa “y al que sabe hacer lo bueno, y no lo hace, le es pecado”. La boca del Señor lo declara en Mateo 7.13-14, demostrando que son pocos los que logran la perfección: Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella; 14porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan.”

No le crea al diablo; el haber dejado los vicios, las fornicaciones, las drogas, el alcohol y el pecado no le hace salvo, eso es sólo algo que nunca debió haber hecho, es su vergüenza, pero si ya se arrepintió y aceptó el sacrificio del Señor como nueva criatura, debe entender que usted era un condenado a muerte, y que fue responsable de que el Señor tuviera que padecer en la cruz por usted. Cuando el Señor lo perdona, comienza su vida de nueva criatura, santa y sin mancha, perfecta, por lo que debe entender sin lugar a dudas que no puede volver a pecar:26Porque si pecáremos  voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados, 27sino una horrenda expectación de juicio, y de hervor de fuego que ha de devorar a los adversarios. 28El que viola la ley de Moisés, por el testimonio de dos o de tres testigos muere irremisiblemente. 29¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que pisoteare al Hijo de Dios, y tuviere por inmunda la sangre del pacto en la cual fue santificado, e hiciere afrenta al Espíritu de gracia?30Pues conocemos al que dijo: Mía es la venganza, yo daré el pago, dice el Señor. Y otra vez: El Señor juzgará a su pueblo. 31¡Horrenda cosa es caer en manos del Dios vivo!” (Hebreos 10.26-31) También dice la escritura “Todo aquel que comete pecado, infringe también la ley; pues el pecado es infracción de la ley” (1 Juan 3.4). El Señor nos insta: “Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto” (Mateo 5.48). Y agrega: “[…] Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí” (Juan 14:6). Por lo tanto El que dice que permanece en él, debe andar como Él anduvo (1 Juan 2.6)

Si usted dice creer que Dios es uno, y no hace la voluntad de Él, le advertimos que no entrará en el Reino de los Cielos (Mateo 7.21) Los demonios también creen, pero tiemblan, es decir: reconocen que hay un Dios, pero sólo les sirve de tormento[2] (Santiago 2.19), tal como lo reconocieron en la tierra de los gadarenos, cuando creyeron que el Señor había ido a atormentarlos antes de tiempo y terminan rogándole al Señor Jesús que se vaya de sus contornos (Lucas 8.26–39) Si mira con atención, hoy ocurre lo mismo con la palabra del Señor: no la resisten, y no sólo estamos hablando de la gente común sino de la que se dice ser cristiana, pero se resisten porque son falsos hermanos, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo, pero en realidad esto no nos debiera sorprender, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz (2 Corintios 11:14). Si le interesa ver lo que le sucede al diablo, lea: Ezequiel 28.1-19, Isaías 14.12-15 y Apocalipsis 20.10.

¡Ahora que entendemos que nuestra lucha es por ser perfecto, entonces trabajemos sin cesar en ello!

El tiempo del fin

La paga del pecado es muerte y como Dios es justo, no puede dejar sin sanción el pecado. Los que no aceptaron el sacrificio del Señor deberán asumir sus responsabilidades: la Fiesta de Expiación representa los días de la Gran Tribulación que es la justa retribución a esta sociedad que ha llegado al colmo de la maldad, una sociedad violenta como la de los tiempos de Noé, en donde se producen cerca de tres abortos por segundo y tan degenerada como la de Sodoma, de donde viene el nombre sodomitas, o perros, como los llama la Biblia (Apocalipsis 22.15): estas aberraciones Dios no las seguirá tolerando. El Señor advierte a los que estemos en este tiempo que: “[…] habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá.22Y si aquellos días no fuesen acortados, nadie sería salvo; mas por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados” (Mateo 24)

El diablo ha engañado a la humanidad entera, por lo que el Señor nos señala: “Estén ceñidos vuestros lomos, y vuestras lámparas encendidas; 36 y vosotros sed semejantes a hombres que aguardan a que su señor regrese de las bodas, para que cuando llegue y llame, le abran en seguida. 37 Bienaventurados aquellos siervos a los cuales su señor, cuando venga, halle velando; de cierto os digo que se ceñirá, y hará que se sienten a la mesa, y vendrá a servirles. 38 Y aunque venga a la segunda vigilia, y aunque venga a la tercera vigilia, si los hallare así, bienaventurados son aquellos siervos” (Lucas 12:35-38)

En el estudio de la Fiesta de las Trompetas, vimos que los ciento cuarenta y cuatro mil sellados eran sacados por Dios y llevados a su lugar de refugio para guardarlos de la hora de la prueba y ser sustentados por Dios durante tres años y medio (Apocalipsis 3.10). Para poder comprender las profecías hay que entender que el Señor es el único que puede abrir los sellos. El Señor dice: “el que lea Daniel entienda” y nos advierte que oremos para que nuestra huida no sea ni en invierno ni en día de Reposo (Sábado o Fiestas Santas). Los que celebramos sus sábados no podemos dar una razón precisa que pueda explicar esta advertencia, sólo sabemos que estos son tiempos santificados por Dios y que no tenemos la menor atribución para cambiar los tiempos o la ley, por lo que si el Señor pide que oremos para que nuestra huida no sea en día de reposo, lo hacemos así, con mayor razón cuando con esto nos confirma que sus días de reposo estarán vigentes hasta su venida. Pero como el Señor nos insta a entender su palabra sellada a los impíos, seguiremos su consejo: el que lee Daniel entienda (Mateo 24.15)

Sería perder un ejemplo de vida muy importante para nosotros el hablar del libro de Daniel sin hacer una pequeña reseña de su autor. Daniel fue llevado cautivo cuando niño al poderoso imperio de Babilonia. En el ambiente pagano que lo rodeaba llegó a ser gobernador de toda la provincia de Babilonia y jefe supremo de todos los sabios de Babilonia (entre los cuales toma a tres amigos, que fueron fieles al Señor, para que lo ayuden a gobernar mientras él estaba en la Corte del Rey). Pese a todo, Daniel siempre encontró la manera de ser fiel a su Señor, logró mantener una dieta inteligente y más acorde con la prescripción del Creador (lea: Alimentación Bíblica) Sus amigos fueron lanzados a un horno de fuego ardiendo por no adorar una estatua; Daniel es echado a un foso con leones por el “delito” de orar al Eterno, quien de este hombre dice: “[…]cuando la tierra pecare contra mí rebelándose pérfidamente, y extendiere yo mi mano sobre ella, y le quebrantare el sustento del pan, y enviare en ella hambre, y cortare de ella hombres y bestias, 14 si estuviesen en medio de ella estos tres varones, Noé, Daniel y Job, ellos por su justicia librarían únicamente sus propias vidas, dice Jehová el Señor. 15 Y si hiciere pasar bestias feroces por la tierra y la asolaren, y quedare desolada de modo que no haya quien pase a causa de las fieras, 16y estos tres varones estuviesen en medio de ella, vivo yo, dice Jehová el Señor, ni a sus hijos ni a sus hijas librarían; ellos solos serían librados, y la tierra quedaría desolada. 17 O si yo trajere espada sobre la tierra, y dijere: Espada, pasa por la tierra; e hiciere cortar de ella hombres y bestias, 18 y estos tres varones estuviesen en medio de ella, vivo yo, dice Jehová el Señor, no librarían a sus hijos ni a sus hijas; ellos solos serían librados. 19 O si enviare pestilencia sobre esa tierra y derramare mi ira sobre ella en sangre, para cortar de ella hombres y bestias, 20 y estuviesen en medio de ella Noé, Daniel y Job, vivo yo, dice Jehová el Señor, no librarían a hijo ni a hija; ellos por su justicia librarían solamente sus propias vidas. 21 Por lo cual así ha dicho Jehová el Señor: ¿Cuánto más cuando yo enviare contra Jerusalén mis cuatro juicios terribles, espada, hambre, fieras y pestilencia, para cortar de ella hombres y bestias? 22 Sin embargo, he aquí quedará en ella un remanente, hijos e hijas, que serán llevados fuera; he aquí que ellos vendrán a vosotros, y veréis su camino y sus hechos, y seréis consolados del mal que hice venir sobre Jerusalén, de todas las cosas que traje sobre ella.” (Ezequiel 14:1-22)

Aunque la mayoría se desvió, siempre hubo un remanente fiel al Señor del cual lo instamos a ser parte, un remanente que puede vivir y morir con la certeza con que murió Daniel: “Y tú irás hasta el fin, y reposarás (note que Daniel no está consciente en el Paraíso –Eclesiastés 9.3-10), y te levantarás (resucitarás) para recibir tu heredad al fin de los días” (Daniel 12:13)

A este Daniel, El Eterno le revela los acontecimientos del fin de los tiempos. En Daniel 2 revela los cuatro imperios consecutivos que dominarán la Tierra antes del establecimiento del Reino de Dios, en la segunda venida del Señor. Estos imperios fueron: Babilonia, Medo-Persia, Grecia y el Imperio Romano; en Daniel 7 encontramos: “19 Entonces tuve deseo de saber la verdad acerca de la cuarta bestia, que era tan diferente de todas las otras, espantosa en gran manera, que tenía dientes de hierro y uñas de bronce, que devoraba y desmenuzaba, y las sobras hollaba con sus pies[…]23 Dijo así: La cuarta bestia será un cuarto reino en la tierra, el cual será diferente de todos los otros reinos, y a toda la tierra devorará, trillará y despedazará. 24 Y los diez cuernos significan que de aquel reino se levantarán diez reyes; y tras ellos se levantará otro, el cual será diferente de los primeros, y a tres reyes derribará. 25 Y hablará palabras contra el Altísimo, y a los santos del Altísimo quebrantará, y pensará en cambiar los tiempos y la ley; y serán entregados en su mano hasta tiempo, y tiempos, y medio tiempo”. La misma Biblia nos dice que la equivalencia profética para la palabra bestia es rey o reino, por lo que debemos tener siempre presente este hecho. Daniel 8:23 aporta más información: “Y al fin del reinado de éstos, cuando los transgresores lleguen al colmo, se levantará un rey altivo de rostro y entendido en enigmas”. Daniel 11 nos da mayores detalles de este gobernante: “21Y le sucederá en su lugar un hombre despreciable, al cual no darán la honra del reino; pero vendrá sin aviso y tomará el reino con halagos[…]27El corazón de estos dos reyes será para hacer mal, y en una misma mesa hablarán mentira; mas no servirá de nada[…]31 Y se levantarán de su parte tropas que profanarán el santuario y la fortaleza, y quitarán el continuo sacrificio, y pondrán la abominación desoladora. (probablemente una estatua de Júpiter)32 Con lisonjas seducirá a los violadores del pacto; mas el pueblo que conoce a su Dios se esforzará y actuará. 33 Y los sabios del pueblo instruirán a muchos; y por algunos días caerán a espada y a fuego, en cautividad y despojo. 34 Y en su caída serán ayudados de pequeño socorro; y muchos se juntarán a ellos con lisonjas. 35 También algunos de los sabios caerán para ser depurados y limpiados y emblanquecidos, hasta el tiempo determinado; porque aun para esto hay plazo. 36 Y el rey hará su voluntad, y se ensoberbecerá, y se engrandecerá sobre todo dios; y contra el Dios de los dioses hablará maravillas, y prosperará, hasta que sea consumada la ira; porque lo determinado se cumplirá. 37 Del Dios de sus padres no hará caso, ni del amor de las mujeres; ni respetará a dios alguno, porque sobre todo se engrandecerá. 38 Mas honrará en su lugar al dios de las fortalezas, dios que sus padres no conocieron; lo honrará con oro y plata, con piedras preciosas y con cosas de gran precio.

El libro de Apocalipsis, que para los cristianos es un libro de revelaciones, nos da más pistas del reino y del gobernante proclive a la maldad; pasemos a Apocalipsis 12.3-13 “3[…] he aquí un gran dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas siete diademas; 4 y su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo (demonios), y las arrojó sobre la tierra. Y el dragón (Herodes el Grande) se paró frente a la mujer que estaba para dar a luz, a fin de devorar a su hijo tan pronto como naciese. 5 Y ella dio a luz un hijo varón, que regirá con vara de hierro a todas las naciones (Jesús); y su hijo fue arrebatado para Dios y para su trono. 6 Y la mujer huyó al desierto (en el pasado, María con José, descendencia de Israel) donde tiene lugar preparado por Dios, para que allí la sustenten por mil doscientos sesenta días (En el futuro, los ciento cuarenta y cuatro mil de la descendencia del Mesías).7 Después hubo una gran batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón; y luchaban el dragón y sus ángeles; 8 pero no prevalecieron, ni se halló ya lugar para ellos en el cielo. 9 Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él. 10 Entonces oí una gran voz en el cielo, que decía: Ahora ha venido la salvación, el poder, y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Cristo; porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche. 11 Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte. 12 Por lo cual alegraos, cielos, y los que moráis en ellos. ¡Ay de los moradores de la tierra y del mar! porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo. 13 Y cuando vio el dragón que había sido arrojado a la tierra, persiguió a la mujer que había dado a luz al hijo varón”. Este es el momento en que el diablo y sus demonios son restringidos a la limitación de un cuerpo físico, por lo que poseerán fácilmente los cuerpos de los drogadictos, alcohólicos, mentirosos, fornicarios, adictos a la música satánica (lea: El rock y la difusión del satanismo) o cualquier especie de mal, y el mismo diablo tomará el cuerpo del peor, el inicuo, un político que “se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto[…]” (2 Tesalonicenses 2.4), por lo que este líder no podría ser el Papa en ejercicio.

En ese momento, el cuerpo de este monigote del enemigo, proclive a la maldad, que estaría literalmente dispuesto a venderle el alma al diablo por poder y vanagloria (2 Tesalonicenses 2:7-17), será definitivamente ocupado por el diablo, quien al estar restringido a un simple cuerpo físico, perseguirá con todas las fuerzas a su alcance a la Iglesia de Dios, pero el Señor la librará: “Y se le dieron a la mujer las dos alas de la gran águila, para que volase de delante de la serpiente al desierto, a su lugar, donde es sustentada por un tiempo, y tiempos, y la mitad de un tiempo. 15Y la serpiente arrojó de su boca, tras la mujer, agua como un río, para que fuese arrastrada por el río. 16Pero la tierra ayudó a la mujer, pues la tierra abrió su boca y tragó el río que el dragón había echado de su boca. 17Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo.” (Apocalipsis 12.14-17)

Vamos a Daniel 9.24-27 24 Setenta semanas están cortadas para tu pueblo y tu santa ciudad, para acabar la prevaricación, poner fin al pecado, expiar la iniquidad, traer la justicia de los siglos, sellar la visión y la profecía, y ungir al Santo de los Santos.” (RVR 1990). El plan de Dios considera setenta semanas de años, es decir, una semana equivale a siete años, “25 Sabe, pues, y entiende, que desde la salida de la orden para restaurar y edificar a Jerusalén hasta el Mesías Príncipe, habrá siete semanas, y sesenta y dos semanas; se volverá a edificar la plaza y el muro en tiempos angustiosos. 26 Y después de las sesenta y dos semanas se quitará la vida al Mesías, mas no por sí; y el pueblo de un príncipe que ha de venir destruirá la ciudad y el santuario; y su fin será con inundación, y hasta el fin de la guerra durarán las devastaciones.”

El Mesías es ejecutado después de la semana sesenta y nueve (7 más 62 semanas = 69 semanas de años). El emperador romano Tito Flavio Sabino Vespasiano, comúnmente conocido con el nombre de Tito, el año 70 D.C. destruyó Jerusalén. Esto nos permite con toda seguridad identificar que el imperio de la bestia es el Imperio Romano. Por lo tanto la bestia es la cabeza del Imperio Romano (en la actualidad U.E.)

Daniel 9.27“Y  por otra semana confirmará el pacto con muchos; a la mitad de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda. Después con la muchedumbre de las abominaciones vendrá el desolador, hasta que venga la consumación, y lo que está determinado se derrame sobre el desolador.

El príncipe de ese pueblo (romano) pactará un tratado de paz de siete años con Jerusalén; a los tres años y medio este inicuo será poseído por el diablo y hará cesar el continuo sacrificio. Próximo a este evento, la iglesia de Dios será llevada a su lugar de refugio donde será sustentada por el Señor por tres años y medio. Es importante recordar que estos 144.000 sellados guardan los mandamientos de Dios, la fe de Jesús y tienen el testimonio de Jesucristo (que es el espíritu de la profecía) (Apocalipsis 12.13-17/ 14.12/ 19.10); no se contaminaron con mujeres (iglesias), pues son vírgenes (no se entregaron a ninguna iglesia); siguen al Cordero por dondequiera que va (siguen al Señor Yáshua y no al ministro humano o a su denominación); fueron redimidos de entre los hombres como primicias para Dios y para el Cordero; y en sus bocas no fue hallada mentira, pues son sin mancha (cumplen los mandamientos) delante del trono de Dios. Esto son los sellados que serán protegidos por el Señor durante la última semana profética (7 años) El resto de la iglesia de Dios va a pasar la hora de prueba, es más, a la bestia se le permitirá hacer guerra contra los santos, y vencerlos. También se le dará autoridad sobre toda tribu, pueblo, lengua y nación. (Apocalipsis 13.7)

            Otra cosa que destaca la escritura, es que esta bestia estará herida de muerte pero vivirá: el Imperio Romano prácticamente resucita con la Unión Europea. La Biblia dice en Apocalipsis 13.15-18 dice: “15Y se le permitió infundir aliento a la imagen de la bestia, para que la imagen hablase e hiciese matar a todo el que no la adorase.” Esta palabra “imagen” en hebreo sería lo que hoy podríamos entender como un clon. “16 Y hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha, o en la frente; 17 y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre.” La bestia ocupará tres señales distintas: la marca, el nombre, o el número de su nombre.

El Nuevo Orden Mundial (NWO) considera un control férreo sobre la población, como ocurre en China y los países comunistas. Este será ejercido posiblemente por un dispositivo de nanotecnología que sólo una vez colocado en el cuerpo le permitirá comprar o vender: si usted no se coloca este dispositivo, no podrá hacerlo. Este aparato no sólo podrá informar a un sistema central su posición, sus datos bancarios, sus consumos, sus contactos y su situación económica entre otros; lo peor de este dispositivo es que podría tomar el control de sus pensamientos y acciones a través de ondas de control mental. Si alguien se coloca este dispositivo sería un ente sin poder de decisión al servicio de la bestia.

18 Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento, cuente el número de la bestia, pues es número de hombre. Y su número es seiscientos sesenta y seis”.

“Cuente el número de su nombre […]” El apóstol nos da una pista para identificar el número de Rómulo, fundador y primer rey de Roma, que en griego es Lateinos, y el valor numérico de cada letra en griego es:

L (30) + a (1) + t (300) + e (5) + i (10) + n (50) + o (70) + s (200)

30+1+300+5+10+50+70+200= 666

Esto nos permite identificar de mejor forma la marca de la bestia. Debemos considerar sospechoso que el conocido “código de barras”, donde se puede incorporar mucha información, esté diseñado con tres barras claves: dos en los extremos y una al centro: el valor de cada una es 6.

Este gobernante es apoyado por otra bestia distinta pues es un líder político, pero también es un líder religioso que se presenta como un representante en la tierra del Cordero (de la verdad) pero que habla como dragón, es decir, miente. El hecho que este gobernante político religioso suba de la tierra, implica que sale de pequeños grupos de poder y que en su discurso habla de cosas mundanas disfrazada de espiritualidad, pero su sabiduría es terrenal, animal y diabólica (Juan 3.32) (Santiago 3:15)

Apocalipsis 13.11-1511 Después vi otra bestia que subía de la tierra; y tenía dos cuernos semejantes a los de un cordero, pero hablaba como dragón. 12 Y ejerce toda la autoridad de la primera bestia en presencia de ella, y hace que la tierra y los moradores de ella adoren a la primera bestia, cuya herida mortal fue sanada. 13 También hace grandes señales, de tal manera que aun hace descender fuego del cielo a la tierra delante de los hombres. 14 Y engaña a los moradores de la tierra con las señales que se le ha permitido hacer en presencia de la bestia, mandando a los moradores de la tierra que le hagan imagen a la bestia que tiene la herida de espada, y vivió. 15 Y se le permitió infundir aliento a la imagen de la bestia, para que la imagen hablase e hiciese matar a todo el que no la adorase.”

La religión que encabeza este líder político y religioso tiene su sede de gobierno dentro de Roma y es también una iglesia que está llena de imágenes babilónicas, de la cual salen innumerables denominaciones que anuncian un falso evangelio: guardan el día del Sol, semana santa, navidad, difunden la imagen de Jesucristo con el pelo largo, creen en el rapto, adoran a la reina del cielo, creen que los muertos están en el Paraíso en el cielo, etc. Podemos identificarla por las Siete colinas de Roma o Los siete montes, Apocalipsis 17.9 “Esto, para la mente que tenga sabiduría: Las siete cabezas son siete montes, sobre los cuales se sienta la mujer (Iglesia)

¿Quién es esta mujer? El ángel enviado al apóstol Juan nos da más indicios, vamos a Apocalipsis 17.1-2: “Vino entonces uno de los siete ángeles que tenían las siete copas, y habló conmigo diciéndome: Ven acá, y te mostraré la sentencia contra la gran ramera, la que está sentada sobre muchas aguas (multitudes); 2 con la cual han fornicado los reyes de la tierra, y los moradores de la tierra se han embriagado con el vino de su fornicación.” Esta sentencia es pronunciada en el tiempo final. Versículo 3 “Y me llevó en el Espíritu al desierto; y vi a una mujer (iglesia) sentada sobre una bestia escarlata llena de nombres de blasfemia, que tenía siete cabezas y diez cuernos (rey, reyes, reinos).” Esta iglesia (mujer) está sentada sobre la bestia escarlata llena de nombres de blasfemia, que tenía siete cabezas y diez cuernos; debemos destacar que el escarlata era un tinte de tono rojo muy vivo y llamativo, por lo que era el color de la capa utilizada por los embajadores y generales romanos, ya que era un color fácilmente reconocible a gran distancia. La capa militar de César o Paludamentum era de este color al igual que las de sus cancilleres. Los emperadores hasta Domiciano usaron en combate el paludamentum de este color (http://bit.ly/1g7Kkni). Versículo 4 “Y la mujer (iglesia) estaba vestida de púrpura y escarlata, y adornada de oro, de piedras preciosas y de perlas, y tenía en la mano un cáliz de oro lleno de abominaciones y de la inmundicia de su fornicación”. Recordemos que el apóstol está describiendo el futuro: la iglesia (mujer) que él ve se viste de purpura; la púrpura es un tinte descubierto por los fenicios que se extraía de un molusco marino, el Murexbrandaris. Era el tinte más caro y exclusivo y su uso era signo de riqueza y alta posición. En la época de César un pequeño pañuelo teñido de púrpura podía costar más del sueldo de un mes de un funcionario medio. Había varias tonalidades, más claras o más oscuras, pero las más utilizadas eran el granate y el morado. Este era el color de la franja de la toga de los altos magistrados y de la toga triumphalis que llevaban los generales victoriosos que celebraban el triunfo. Versículo 5 “Y en su frente un nombre escrito, un misterio: Babilonia la grande, la madre de las rameras y de las abominaciones de la tierra.” Babilonia es la cabeza y el primero de los cuatro grandes reinos de los que habla el sueño de Daniel.

Hace más de 2.600 años encontramos el resumen por adelantado de la historia de la humanidad escrito en la Biblia; pasemos a Daniel 2.38-40 “[…] tú eres aquella cabeza de oro. 39 Y después de ti se levantará otro reino inferior al tuyo; y luego un tercer reino de bronce, el cual dominará sobre toda la tierra. 40 Y el cuarto reino será fuerte como hierro; y como el hierro desmenuza y rompe todas las cosas, desmenuzará y quebrantará todo.”

En Daniel 7 encontramos un sueño de Daniel que aporta más detalles; tenga presente que bestia en profecía corresponde a rey, reyes o reinos, v.3 “Y cuatro bestias grandes, diferentes la una de la otra, subían del mar”, el v.4 es Babilonia, v.5 corresponde a Medo-Persia, v.6 es Grecia, v.7 Roma; encontrará más información en: La bestia y la gran apostasía
Apocalipsis 17.6 “Vi a la mujer (Iglesia) ebria de la sangre de los santos, y de la sangre de los mártires de Jesús; y cuando la vi, quedé asombrado con gran asombro.” Aquí basta con recordar la Inquisición. V.7 “Y el ángel me dijo: ¿Por qué te asombras? Yo te diré el misterio de la mujer, y de la bestia que la trae, la cual tiene las siete cabezas y los diez cuernos.”

V.8 Juan tiene esta visión mientras está en Patmos como prisionero del Imperio Romano. Este versículo lo tomaremos del Interlineal Griego Español, de Francisco Lacueva porque la traducción RVR 1960, a diferencia de la traducción literal del interlineal, no explica que la bestia está presente en ese momento. Esta es la traducción del interlineal: “La bestia que viste era y no es, y está para subir del abismo a la destrucción va; y se asombrarán los moradores sobre la tierra, de los que no está escrito el nombre en el libro de la vida (la) fundación del mundo, al ver a la bestia, pues era y no es y está presente. Esto nos explica que la “bestia” está presente en la época de Juan como imperio o reino. Este versículo se refiere específicamente a la bestia presente en la última semana profética.

El Imperio Romano persiguió a los cristianos hasta el 21 de junio de 325, cuando Flavius Constantino, Emperador romano, inventa el catolicismo, que es una mezcla de creencias y cultos paganos.

V.9Esto, para la mente que tenga sabiduría: Las siete cabezas son siete montes, sobre los cuales se sienta la mujer (Iglesia)”. Indudablemente los montes a que se refiere son a las famosas siete colinas de Roma,

V.10y son siete reyes. Cinco de ellos han caído; uno es, y el otro aún no ha venido; y cuando venga, es necesario que dure breve tiempo.” Estos montes representan siete reyes del Imperio Romano, cuando el apóstol Juan recibe esta información ya han pasado 5 reyes, el sexto está presente y el séptimo (la bestia) se manifestará en los últimos 7 años previos a la venida de nuestro Señor.

V.11La bestia que era, y no es, es también el octavo; y es de entre los siete, y va a la perdición.

La Colina Vaticana no es una de las famosas 7 colinas de Roma, aunque fue incluida dentro de los límites de la ciudad durante el reinado del papa León IV, quien entre 848 y 852 expandió los muros de la ciudad para proteger la Basílica de San Pedro y el Vaticano. (http://bit.ly/1eaNBTW)

La Biblia la llama: “[…] Babilonia la grande, la madre de las rameras y de las abominaciones de la tierra.” “6 Vi a la mujer ebria de la sangre de los santos, y de la sangre de los mártires de Jesús; y cuando la vi, quedé asombrado con gran asombro.” Los 10 reyes que le dan la autoridad a la Bestia aborrecerán a la gran ramera y la destruirán (Apocalipsis 17.1-18)

El Señor ordena a sus santos: “Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas”, (Apocalipsis 18.4). Usted decide.

Lo maravilloso es que después de la gran tribulación existe una cantidad incontable de Santos que salieron de esta Babilonia religiosa. Pasemos a Apocalipsis 7.9-12: “Después de esto miré, y he aquí una gran multitud, la cual nadie podía contar, de todas naciones y tribus y pueblos y lenguas, que estaban delante del trono y en la presencia del Cordero, vestidos de ropas blancas, y con palmas en las manos; 10y clamaban a gran voz, diciendo: La salvación pertenece a nuestro Dios que está sentado en el trono, y al Cordero. 11Y todos los ángeles estaban en pie alrededor del trono, y de los ancianos y de los cuatro seres vivientes; y se postraron sobre sus rostros delante del trono, y adoraron a Dios, 12diciendo: Amén. La bendición y la gloria y la sabiduría y la acción de gracias y la honra y el poder y la fortaleza, sean a nuestro Dios por los siglos de los siglos. Amén.”

Tenemos que precisar que el encuentro con el Señor en el cielo será en Su segunda venida, a la final trompeta, cuando el Señor venga a establecer Su Reino aquí en la Tierra. Leamos 1 Corintios 15.51-52 “51He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados, 52en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados” y en 1 Tesalonicenses 4.14-17 dice: “14Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él. 15Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron. 16Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. 17Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.” Y en Apocalipsis 1.7 encontramos: “He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá, y los que le traspasaron; y todos los linajes de la tierra harán lamentación por él. Sí, amén”.

En resumen: el Señor vuelve por segunda vez a instalar Su Reino aquí en la Tierra a la final trompeta, Apocalipsis 11.15 “El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y él reinará por los siglos de los siglos.” Los que estemos vivos no precederemos a los que murieron y todo ojo verá al Señor Jesús.

Estamos a punto de comenzar el periodo de tribulación, y para que suene la primera trompeta deben estar sellados los 144.000, lea: La Fiesta de las Trompetas

Una vez sellados los ciento cuarenta y cuatro mil, un gran terremoto debiera activar varios volcanes que quemarán un tercio de los árboles. Tal vez usted que está leyendo en estos momentos sea el último santo que falte por sellar para que comience a sonar la primera trompeta. Así dice el Señor: 19 Yo reprendo y castigo a todos los que amo; sé, pues, celoso, y arrepiéntete” (Apocalipsis 3.19).

Esperando haber sido de bendición y preparándonos para celebrar la próxima Fiesta de los Tabernáculos, si el Señor no dispone otra cosa, que representa el milenio, el Reino de Dios en la Tierra con nosotros como reyes y sacerdotes junto al Rey de Reyes, nos despedimos recordándoles que el Buen Pastor dio su vida por nosotros, miserables ovejas descarriadas y condenadas a muerte por el pecado, pero redimidos por la preciosa sangre de nuestro Dios, Señor, Rey y Salvador Jesús de Nazaret. Amén. (Juan 10.11)

Bendiciones.

Recomendamos leer:

Semana Santa, otra fiesta pagana

Los apóstoles no celebraban Navidad

Jesús usaba el pelo corto

[1]Vine, W. (2000, c1999).Vine diccionario expositivo de palabras del Antiguo y del Nuevo Testamento exhaustivo (electronic ed.). Nashville: Editorial Caribe.

[1]Wikipedia http://es.wikipedia.org/wiki/Hamartia

[2] (Interlineal Griego-Español, Francisco Lacueva)

Descargar como PDF